New Customers Only | Commercial content | 18+

Todos los que visiten las cercanías de la ciudad de Zaragoza, no pueden dejar de agendar una visita al Parque Natural del Moncayo, uno de los cuatro parques naturales de Aragón. Allí podrán descubrir la exuberante belleza de la naturaleza y realizar actividades para disfrutar de un paseo inolvidable. Aquí te contamos cómo aprovechar al máximo de este increíble paseo.

El Parque Natural del Moncayo, creado en el año 1998 por el Gobierno Español nos propone un recorrido más que interesante pos sus senderos naturales y rutas señalizadas preparadas especialmente para ciclistas y senderistas, que abarcan desde los barrancos de la Purujosa hasta el hayedo de Peña Roya. Para acceder al parque puedes elegir entre tres accesos principales, que son Tarazona, el Monasterio de Veruela y San Martín de la Virgen del Moncayo. Todo está preparado para que disfrutes de esta maravilla natural, donde los microclimas van revelando diferentes manifestaciones de la naturaleza hasta llegar a las altas cumbres.

Una geografía única

Tanto si decides realizar el paseo a pie o en bicicleta, las laderas del norte y del sur te sorprenderán por la diferencia de su apariencia y vegetación. Las orientadas al norte, muestran la típica vegetación en pisos, donde los árboles, como los pinos silvestres y los pinos negros, crecen orgullosos buscando la humedad del ambiente. Las laderas del sur presentan una geografía totalmente diferente, con la proliferación de calizas formadas hace millones de años que dieron origen a cuevas y barrancos, que despiertan la curiosidad de los exploradores. Romeros, tomillos, arces y endrinos salpican con color el paisaje durante la primavera y el otoño. A esto se suma la posibilidad de avistar más de cien especies de aves, entre ellas el águila real, en un ecosistema donde no faltan jabalíes, tejones y corzos, además de colonias de murciélagos forestales, anfibios y reptiles.

picture

Toda la información para el visitante

Todo está previsto para que tu visita al Parque Natural del Moncayo sea una experiencia inolvidable. Tres centro de visitantes localizados en forma estratégica, en Calcena, Agramonte y Añón, reciben a los exploradores para brindar toda la información necesaria para disfrutar plenamente de sus senderos y circuitos. El personal te recomendará revisar el parte meteorológico, llevar ropa y calzado adecuados y reservas de agua y alimento, además del teléfono móvil y tener siempre en cuenta las condiciones físicas de cada una de las personas que participen de las actividades, ya que la ascensión a las altas cumbres del Parque Natural del Montayo, se realiza en un clima de alta montaña, donde no faltan las nieblas, nieve y las ventiscas.

Los refugios del Parque Natural del Moncayo

Para tomar un descanso, el Parque Natural del Moncayo dispone de cuatro refugios, Majada Baja, Collado del Campo, Cerrogordo y Valdemanzano, preparados con chimenea y comodidades para realizar un picnic, donde podrás reponer energías para continuar el paseo. Además, te encontrarás con otros visitantes y podrás intercambiar experiencias y recomendaciones que enriquecerán tu visita al Parque natural del Moncayo. También están a tu disposición los cinco miradores con mesas interpretativas, que te ayudarán a apreciar la riqueza natural que alberga el parque en sus caras norte y sur.

Recuerda que no se permite acampar ni realizar fuego y que el Parque Natural del Moncayo dispone de veinticuatro aparcamientos en los lugares de máxima concurrencia de visitantes, siendo los únicos lugares habilitados para estacionar en el territorio del parque.
¡Qué esperas! Disfruta de uno de los paraísos naturales más bellos de Aragón, donde todo está pensado para que aproveches al máximo de cada instancia de este paseo.